Son una desgracia los largos tiempos de espera y de viaje. El desarrollo urbano y el sistema de transporte público actual nos hacen perder preciadas horas de nuestra vida a diario, contaminan nuestros espacios y gastan recursos públicos de manera ineficiente, para mantener el lucrativo negocio de unos pocos. Apostaremos por un proyecto de transporte público innovador que se haga cargo de las necesidades de la gente en cada región del país, en zonas urbanas y rurales.