Para avanzar hacia un sistema educacional justo e inclusivo, promovemos el fin de la participación de los bancos en la prestación de un derecho social como la educación. Al ser un derecho social y constitucional, no podemos permitir el endeudamiento de miles de estudiantes en todo el país y exigimos la legítima condonación de la deuda de los estudiantes endeudados por la usura de los bancos, independiente del sistema de financiamiento que usaron (CORFO, CAE, etc.).