Abogamos por el respeto de todas las personas, independiente de su sexo, género, orientación sexual, origen, etnia o nacionalidad. Hablaremos de los Derechos Humanos de todas las personas, sin distinción. Debemos construir una Sociedad de Derechos para las personas.