Las puertas del futuro se abren desde el conocimiento. El fomento real al desarrollo científico y tecnológico del país se logrará en la medida que exista una real política pública económica y estructural para nuestros profesionales, que fomente la investigación, el conocimiento y la innovación. Chile tiene gente competente capaz de desarrollar innovación científica y tecnológica y es nuestro deber impulsar y fomentar cada área del desarrollo de nuestro país.