Ni Una Menos se manifiesta en velatón por asesinato de menor de 15 años que fue violada y drogada

noviembre 14, 2017 - 6 minutos read

Anoche sus compañeras e integrantes de la comunidad del Liceo Emilia Toro despidieron a Andrea, la joven que murió tras estar casi 5 días en coma en la UCI del Hospital San Juan De Dios. El agresor sería reformalizado por homicidio con violación o por cuasidelito de homicidio, esto último en caso de que no haya tenido la intención de provocarle la muerte. La Coordinadora NiUnaMenosChile-RM emitió una declaración: “El feminicidio de Andrea expresa el sufrimiento y la agresión que en alza se ha impuesto al cuerpo de las mujeres”.

Kimberly Seguel, feminista y ex alumna de la institución se reunió con algunas compañeras para demostrar su indignación frente a los hechos. “Esperamos visibilizar lo terrible y despiadado que se está tornando la violencia hacia las mujeres y ahora por sobre todo en las mujeres jóvenes y adolescentes. Queremos que el Gobierno se haga cargo con una ley eficaz sobre estos temas”

#Andreasomostodas y #Andreaennuestroscorazones. Bajo estas frases se manifestó la agrupación Ni Una Menos tras el fallecimiento de la escolar que fue drogada y violada por un hombre de 21 años.

El agresor por medio de las redes sociales engañó a la menor de 15 años para llevarla hasta su casa en Quinta Normal. La joven estuvo en coma internada en la UCI, pero murió este sábado en el Hospital San Juan de Dios.

En un comunicado, el hospital informó que la causa de muerte fue una encelopatía hipóxico isquémica en contexto de su estado de hipertensión endocraneal refractaria por edema cerebral.

La madre de la adolescente, Andrea Moncada, señaló con tristeza: “Era mi princesa, mi compañera…  no tenía idea de nada, me enteré cuando me llamaron de la posta”.

El viernes, Sánchez Coyazo fue formalizado en el 6° Juzgado de Garantía de Santiago por el delito de violación y quedó en prisión preventiva. La muerte de la adolescente viene a complicar aún más su situación procesal ya que podría ser reformalizado por homicidio con violación o por cuasidelito de homicidio, esto último en caso de que no haya tenido la intención de provocarle la muerte.

Tras la audiencia, la fiscal Tatiana Meneses reveló que Sánchez Coyazo tiene dos denuncias por delitos sexuales, una por violación de una niña de 13 años en la comuna de San Felipe y otra por abuso sexual de una menor de 14 en Maipú. A estas víctimas también las conoció por Facebook. Además, el ciudadano peruano se encuentra en situación ilegal en Chile desde septiembre pasado, ya que venció su visa temporal.

La Coordinadora NiUnaMenosChile no quedó indiferente a la situación y emitió una declaración: “El feminicidio de Andrea expresa el sufrimiento y la agresión que en alza se ha impuesto al cuerpo de las mujeres. Las formas de la crueldad que ha tomado la misoginia, nos vuelve a mostrar públicamente a mujeres mutiladas, torturadas, asesinadas, violentadas bestialmente. Acompañada del espectáculo intencionado para la banalización y naturalización de esa violencia sexista, con el objeto de agudizar la carencia de empatía y humanidad en una época dantesca de explotación, desigualdad y precarización de la vida, entendiendo esta no solo como el empobrecimiento y la carencia sino también como la precariedad de la vida común o derechamente su ausencia”.

“La resistencia a la violencia no radica en enfrentarla sola, sino en juntarnos, organizarnos y crear formas de vida colectivas, fortalecer nuestros vínculos para una red de resistencia que ponga fin a toda a la misoginia y la barbarie”, agregó.

Además, se realizó una velatón este domingo convocada por la comunidad de alumnas del Liceo Emilia Toro, donde estudiaba Andrea Mazzo. La finalidad de la acción fue reunir a las ex-emilianas y nuevas emilianas que deseaban darle una despedida “de amor y fraternidad”, para que nunca más tengan que lamentar la perdida de una de ellas. También estuvieron presentes integrantes de la Red Chilena contra Violencia hacia las Mujeres y secretarias de géneros de universidades.

Kimberly Seguel, feminista y ex alumna de la institución se reunió con algunas compañeras para demostrar su indignación frente a los hechos. “Esperamos visibilizar lo terrible y despiadado que se está tornando la violencia hacia las mujeres y ahora por sobre todo en las mujeres jóvenes y adolescentes. Queremos que el Gobierno se haga cargo con una ley eficaz sobre estos temas”, dijo. Además agregó que “hoy existen mil proyectos y leyes a medias y ninguno protege integralmente a las mujeres. Este tipo tenía dos acusaciones de violación y estaba libre. No queremos más eso, queremos leyes que nos entreguen protección y justicia”.