Ha nacido PODER Ciudadano. El partido de la gente común.

aq_block_4
  • TITULO PRIMERO. DISPOSICIONES GENERALES.

    Artículo UNO : El partido político “PODER CIUDADANO” es una fuerza política democrática y nacional de carácter popular, libertario e igualitario, que se constituye como un partido político, de acuerdo a la legislación nacional vigente.

    Artículo DOS: El objetivo fundamental del partido “PODER CIUDADANO” es el cambio civil, político y económico-social, entendido como la realización de una profunda transformación a favor de la sociedad en su conjunto, exclusivamente por medios que respeten de manera irrestricta el ordenamiento jurídico.

    Artículo TRES: El Partido aspira a convertirse en un ejemplo de conducta ética al servicio de Chile y de su Pueblo.

  • TITULO SEGUNDO. DE LOS AFILIADOS Y ADHERENTES.

    Artículo CUATRO: El partido adopta para su estructura interna la democracia participativa. En consecuencia, todos sus afiliados gozan de iguales derechos, responsabilidades y prerrogativas, salvo las que pertenezcan por naturaleza de su función a las autoridades del partido. Son afiliados del Partido las ciudadanas y ciudadanos habilitados para sufragar que hayan presentado su solicitud de afiliación a la Directiva Central, de acuerdo al procedimiento que ésta determine, pudiendo éste incorporar diferentes instancias y limitaciones. Las señaladas solicitudes de afiliación podrán ser individuales o colectivas, y contendrán, respecto de cada afiliado, su nombre completo, apellidos, domicilio, fecha de nacimiento y cédula de identidad. Dentro de la estructura organizativa, se considerarán los “Adherentes”, que corresponden a personas naturales, quienes formarán parte de un registro especial, sin carácter legal, denominado “Libro Especial de Adherentes”. Dentro de este registro se podrán incorporar: a) aquellos adherentes que se encuentren impedidos por resolución judicial de ejercer derechos políticos por causas generadas en hechos políticos, previo análisis y dictamen del Tribunal Supremo, quien podrá autorizar la inclusión en este registro; b) adherentes de las estructuras del partido en el exterior, debidamente acreditados en el registro de partido; c) los adherentes menores de dieciocho años y mayores de catorce años, que tengan cédula nacional de identidad; d) los adherentes procedentes del exterior que han adoptado otra nacionalidad.

    Artículo CINCO: Derechos de los Afiliados. Entre los derechos de los afiliados se encuentran los siguientes: a) Derecho a elegir y ser elegido para los cargos directivos del Partido, y derecho a participar de las primarias del Partido para cargos de elección popular, todo ello en cumplimiento de los requisitos dispuestos en los presentes estatutos. Para dicho propósito, aquellos afiliados que pretendan ser elegidos para los cargos directivos del Partido, o participar de las primarias del Partido para cargos de elección popular, deberán encontrarse al día en sus cuotas de contribución económica al Partido, como también en el ejercicio constante en las actividades partidarias en cada una de las estructuras políticas; b) derecho de opinión y debate sobre las políticas y decisiones del Partido; c) derecho a recibir formación y capacitación doctrinaria; d) derecho a fiscalizar, de acuerdo a los instrumentos aprobados por la organización interna del Partido, la gestión y decisiones de las autoridades del mismo; e) derecho a informarse sobre las actividades y decisiones del Partido.

    Artículo SEIS: Deberes de los Afiliados. Los deberes de los Afiliados son los siguientes: a) respetar y observar la declaración de principios del Partido; b) cumplir a cabalidad los Estatutos del Partido; c) respetar al Partido y a sus afiliados; d) cumplir a cabalidad, y con diligencia, las tareas que les sean encomendadas por el Partido, y acatar las decisiones del mismo, adoptadas de conformidad a los Estatutos; e) contribuir al financiamiento del Partido; f) pagar mensualmente las cotizaciones establecidas por el partido; g) participar de los Plebiscitos de Bases del Partido; h) integrarse a las organizaciones del Partido, ya fueren éstas nacionales, regionales o comunales.

    Artículo SIETE: Prohibición para ocupar cargos dentro del Partido. No podrán ocupar cargo alguno dentro de la estructura orgánica del Partido aquellos afiliados que atenten contra los principios del partido.

  • TITULO TERCERO. DE LA ESTRUCTURA INTERNA DEL PARTIDO.

    Artículo OCHO: La estructura del partido será descentralizada y se estructurará en dos áreas: Órganos ejecutivos y órganos colegiados. Los Órganos Ejecutivos serán de carácter Nacional, Regional y Comunal. El Órgano ejecutivo nacional será la Directiva Central y la Comisión Política; el Órgano Ejecutivo Regional será la Dirección Regional y el Órgano Ejecutivo Comunal será la Dirección Comunal. Los Órganos Colegiados se dividirán en Nacional y Regional; el de carácter Nacional será el Consejo General y el de carácter Regional será el Consejo Regional. Asimismo, el Partido contará con un Tribunal Supremo Nacional y Tribunales de Ética Regional en cada una de las regiones en que el partido esté constituido, que ejercerá una función jurisdiccional, de acuerdo a las atribuciones que se le confieren en la ley y en los presentes Estatutos. Cada órgano del partido, sean Ejecutivos o Colegiados, deberán respetar las cuotas de género establecidas en la ley Orgánica de los Partidos Políticos número 18.603.

    Artículo NUEVE: El Consejo General estará integrado por: los parlamentarios de la República que sean afiliados al Partido por derecho propio, y por el número de Consejeros Regionales electos exclusivamente en la elección de Consejos Regionales de cada Región, según las disposiciones del artículo veintiséis de la Ley número dieciocho mil seiscientos tres. Las regiones de Arica y Parinacota, Región de Tarapacá, Región de Aysén del General Ibáñez del Campo y la Región del de Magallanes y de la Antártica Chilena, cada una elegirá tres consejeros regionales; la Región de Antofagasta, Región de Atacama y la Región de los Ríos elegirán cada una 5 consejeros regionales; Las regiones de Coquimbo, la Región del Libertador Bernardo O’Higgins, Región del Maule, Región de la Araucanía y Región de los Lagos elegirán cada una siete consejeros regionales; las Regiones de Valparaíso y la Región del Bio Bio elegirán cada una nueve consejeros regionales; La Región Metropolitana elegirá diez consejeros Regionales. También serán miembros del Consejo General la Directiva Central del Partido.

    Artículo DIEZ: El Consejo General se reunirá ordinariamente a lo menos una vez en el año, en fechas fijadas con anterioridad a comienzos de cada año y, en forma extraordinaria, cuando sea convocado por la Directiva Central o por el cuarenta por ciento de los consejeros en ejercicio. Deberá realizarse una reunión del Consejo General durante el primer cuatrimestre del año. La convocatoria al Consejo General deberá ser publicada en un lugar relevante de la Página Web del Partido durante los treinta días anteriores a su realización. En todas dichas comunicaciones, deberán incluirse las materias que se tratarán en el respectivo Consejo General. En el Consejo General sólo podrán ser tratadas las materias contenidas en su convocatoria. Las reuniones ordinarias del Consejo General tendrán lugar en el domicilio el partido, o en el lugar que se estime conveniente. Las reuniones extraordinarias del Consejo General tendrán lugar en el domicilio del Partido, o en el lugar que se designe especialmente para el efecto.

    Artículo ONCE: Las atribuciones del Consejo General son: a) entregar directrices a la Directiva Central del Partido, y toma acuerdos respecto de la marcha del Partido u otro tema relevante; b) aprobar, observar o rechazar el balance del Partido, para los efectos anteriores, el balance deberá ser presentado para su aprobación por el Tesorero de la Directiva Central, y debe haber sido previamente aprobado por los inspectores de cuenta o auditores externos que, para tal efecto, designe el Consejo General, quienes durarán dos años en sus funciones; c) proponer las modificaciones de la declaración de principios, la reforma de estatutos, la disolución del partido, la fusión con otro, la aprobación o retiro de un pacto electoral, los cuales deberán ser ratificadas por los afiliados, según lo establecido en el artículo veintinueve de la ley número dieciocho mil seiscientos tres y conforme a lo establecido en el artículo número noventa y siete de los presentes estatutos. Para efectos internos se denomina “Plebiscito de Bases o Afiliados” al proceso de ratificación de los afiliados de los acuerdos adoptados por el Consejo General d) ordenar a la Directiva Central del Partido que cite a un “Plebiscito de Bases o Afiliados”, cuando corresponda de conformidad a los presentes estatutos; e) proclamar al candidato a la Presidencia de la República. El Consejo General no podrá nominar un candidato distinto de aquellos que hubiesen ganado las primarias que, al efecto, se realicen; f) nominar a los candidatos a Senadores y Diputados, que hayan sido propuestos por los Consejos Regionales. El Consejo General no podrá nominar un candidato distinto de aquellos que hubiesen ganado las primarias, si se hubiesen efectuado; g) nominar a los candidatos a Alcaldes y Concejales, que hayan sido propuestos por los Consejos Comunales. El Consejo General no podrá nominar un candidato distinto de aquellos que hubiesen ganado primaras, si se hubiesen efectuado; h) la aprobación del programa político del Partido; i) remover a uno o más miembros del Tribunal Supremo, lo que deberá ser aprobado por el setenta por ciento de los miembros del Consejo General; j) designar a los miembros del Tribunal Supremo; k) además, todas las demás funciones que se contemplen en los presentes Estatutos, en la restante normativa del Partido y en la ley Número dieciocho mil seiscientos tres; k) modificación de los estatutos con un quorum calificado de un setenta por ciento.

    Artículo DOCE: El Consejo General será presidido por el Presidente del Partido y en su ausencia por el Secretario General, en caso que por algún motivo de fuerza mayor ninguno esté presente será presidido por cualquier miembro de la Directiva Central, según el orden de prelación establecido en el artículo VEINTITRES del presente estatuto. El Secretario General actuará como ministro de fé en el Consejo General, sin perjuicio del ministro de fé designado por el Director del Servicio Electoral, de conformidad a lo dispuesto en el Artículo TREINTA de la ley número dieciocho mil seiscientos tres, para las materias que en dichas disposiciones se indican.

    Artículo TRECE: En relación al funcionamiento del Consejo General, éste se constituirá con la presencia física de al menos el sesenta por ciento de sus miembros, en primera citación, o con un treinta por ciento de sus miembros en segunda citación, la que se efectuará dentro de la semana siguiente a la primera citación. Los acuerdos del Consejo General se adoptarán con el voto favorable de la mayoría de los presentes, salvo quórum especiales establecidos en la ley o en los presentes Estatutos. La votación del Consejo General será a través de sufragio personal, igualitario y público. La votación, además, deberá ser presencial. Se podrán celebrar sesiones de Consejo General contando solo con derecho a voz, de alguno de sus miembros a través de medios tecnológicos, esto es, por medio de conferencias telefónicas o video conferencia, siempre y cuando todos los miembros del Consejo General presentes físicamente en la sala de la sesión y los que se encuentren a distancia, estén simultánea y permanentemente comunicados entre sí. Aquellos miembros que participen por medios tecnológicos no se consideraran dentro del quórum requerido para sesionar.

    Artículo CATORCE: La Comisión Política. Estará integrada por la Directiva Central; los Presidentes Regionales de cada una de las regiones constituidas, que cumplan con los deberes de los afiliados, que no sean miembros del Tribunal Supremo. La Comisión Política será presidida por el Presidente del Partido y cada periodo tendrá una duración de dos años, sus integrantes podrán ser electos sólo hasta dos periodos consecutivos.

    Artículo QUINCE: Podrán asistir a la Comisión Política, previa invitación del Presidente del partido: los miembros del Tribunal Supremo; los parlamentarios en ejercicio; los Presidentes Comunales. Todos los miembros señalados en el presente artículo, sólo tendrán derecho a voz.

    Artículo DIECISÉIS: Serán facultades de la Comisión Política: a) determinar y resolver en forma permanente la acción política del Partido, ateniéndose a los acuerdos del Consejo General; como asimismo fijar las orientaciones de la gestión legislativa que corresponde desarrollar a los Parlamentarios; b) conocer y resolver sobre las materias que le sean sometidas para su aprobación por la Directiva Central y pronunciarse sobre los proyectos de acuerdo que le sean presentados por los Consejos Regionales; c) formular definiciones programáticas y sectoriales, en conformidad al programa general del Partido aprobado por el Consejo General; d) resolver la publicidad de los fallos del Tribunal Supremo, en los casos que proceda; e) ratificar el nombramiento de los coordinadores de los equipos técnicos que presten asesoría especializada al Partido, en las distintas áreas del quehacer nacional y de los Jefes de las Divisiones de Trabajo; f) todas las demás facultades que este Estatuto o los reglamentos internos le otorguen y que no se contradigan con la ley de partidos políticos; g) notificar al Tribunal Supremo sobre el incumplimiento de los estatutos por parte de los afiliados, como de las directivas Regionales, Comunales, y de la Directiva Central, así mismo, de los Consejeros Regionales y Generales; i) fiscalizar el desempeño de la Directiva Central.

    Artículo DIECISIETE: DEROGADO.

    Artículo DIECIOCHO: DEROGADO.

    Artículo DIECINUEVE: DEROGADO.

    Artículo VEINTE: DEROGADO.

    Artículo VEINTIUNO: DEROGADO.

    Artículo VEINTIDOS: DEROGADO.

    Artículo VEINTITRES: La Directiva Central estará integrada por siete miembros: (I) Presidente, (II) Secretario General, (III) Tesorero, (IV) Primera Vicepresidencia, (V) Segunda Vicepresidencia, (VI) Tercera Vicepresidencia y (VII) Cuarta Vicepresidencia. Cada una de las vicepresidencias serán temáticas y cada categoría será designada por el Consejo General anterior a la elección de la Directiva Central

    Artículo VEINTICUATRO: Los miembros de la Directiva Central serán elegidos por votación directa de los militantes en las regiones que el partido esté constituido. Para tal efecto, quienes pretendan ocupar algún cargo de la Directiva Central, deberán presentarse como candidatos a dicho cargo en las respectivas elecciones, según los términos y condiciones establecidas en el TITULO CUARTO de los presentes Estatutos. En dichas elecciones se llevarán a cabo según lo establecido en el artículo NOVENTA Y UNO según el presente estatuto. Para presentarse como candidato a cualquier cargo de la Directiva Central, los interesados deberán inscribirse, indicando nombre y cargo al cual postulan y reunir al menos veinte firmas de los afiliados del Partido y presentarlas ante el Tribunal Supremo, para su acreditación.

    Artículo VEINTICINCO: Cada uno de los miembros de la Directiva Central durará dos años en sus funciones, y sólo podrán ser elegidos hasta dos periodos consecutivos en el mismo cargo, no tendrán prohibición para ocupar otros cargos dentro del Partido una vez vencido su respectivo período. Una vez electos como integrantes de la Directiva Central, dichos miembros no podrán formar parte de ningún otro órgano interno del partido a excepción de los que éste estatuto indica.

    Artículo VEINTISEIS. La Directiva Central se reunirá, a lo menos, cada sesenta días, y el quórum para sesionar será de sesenta y seis por ciento de sus integrantes, en primera citación. En caso de no alcanzar el quórum de participación para sesionar, se llamará a segunda citación, la cual deberá celebrarse dentro de los siete días siguientes, y sólo podrá sesionar con un sesenta y seis por ciento de sus miembros y los acuerdos serán adoptados por simple mayoría de los presentes, en caso de empate dirime el voto de quién preside.

    Artículo VEINTISIETE: Se podrán celebrar sesiones de la Directiva Central con la asistencia de alguno de sus miembros, solo con derecho a voz a través de medios tecnológicos, esto es, por medio de conferencias telefónicas o video conferencia, siempre y cuando todos los miembros de la Directiva Central presentes físicamente en la sala de la sesión y los que se encuentren a distancia, estén simultánea y permanentemente comunicados entre sí. Aquellos miembros que participen por medios tecnológicos no se consideraran dentro del quórum requerido para sesionar.

    Artículo VEINTIOCHO: Las sesiones de la Directiva Central serán citadas por el Secretario General a requerimiento del Presidente. Dicha citación deberá realizarse por medio de correo electrónico con, a lo menos, tres días de anticipación a la fecha en que se realizará la correspondiente sesión.

    Artículo VEINTINUEVE: La Directiva Central adoptará sus acuerdos por la mayoría simple de los miembros presentes en la respectiva sesión. En caso de empate, el voto del Presidente será dirimente.

    Artículo TREINTA: Facultades y obligaciones de la Directiva Central. La Directiva Central del Partido es la autoridad ejecutiva que lleva a cabo las decisiones que se acuerden en los Consejos Generales, Comisión Política, de los “Plebiscitos de Bases o Afiliados” y “Plebiscito de Bases Ampliado”. Será su labor la dirección y ejecución de las políticas del Partido, y en el desempeño de ella siempre deberá ajustarse a los lineamientos y orientaciones del Consejo General, Comisión Política y de las decisiones tomadas en el Plebiscito de Bases y el Plebiscito de Bases Ampliado, sin poder ejercer, en ningún caso, las funciones y atribuciones que sean privativas de dichos organismos. Para el cumplimiento de sus funciones generales, la Directiva Central tendrá las siguientes facultades y obligaciones, además de las señaladas en la ley: a) Dirigir el Partido en conformidad con sus Estatutos, sus principios, su propuesta programática y los lineamientos que impartan el Consejo General, Comisión Política y de las decisiones tomadas en el Plebiscito de Bases y el Plebiscito de Bases Ampliado; b) administrar los bienes y activos del Partido, debiendo rendir cuenta anual de dicha administración al Consejo General; c) someter a la aprobación del Consejo General el programa del Partido; d) crear comisiones funcionales o sectoriales, según lo amerite.

    Artículo TREINTA Y UNO: Funciones del Presidente de la Directiva Central. Le corresponderá al Presidente dirigir la gestión política del Partido con apego a los Estatutos y tendrá su representación judicial y extrajudicial. Asimismo, el Presidente deberá velar por el funcionamiento y contenido de los medios de comunicación del Partido incluyendo, entre otros, publicaciones y la Página Web del Partido. En el ejercicio de sus funciones, el Presidente del Partido presidirá la Directiva Central y Comisión Política, teniendo el voto dirimente en caso de empate en cada uno de estos dos organismos.

    Artículo TREINTA Y DOS: El Secretario General del Partido tendrá las siguientes funciones: a) actuar como ministro de fe en todos los actos del Partido; b) custodiar los documentos del Partido; c) llevar el Registro Nacional de Afiliados del Partido y de Adherentes; d) coordinar el desarrollo de las elecciones generales del Partido y de las primarias; e) desempeñar las demás funciones que le encomiende la ley, los Estatutos, reglamentos internos y la Directiva Central del Partido; f) será responsable de velar que los miembros de los órganos que componen el Partido y, en especial, los miembros de la Directiva Central, mantengan a los afiliados permanentemente informados de sus actividades como autoridades del Partido y de la forma en que desempeñan la responsabilidad que les han encomendado los afiliados. El Secretario General ejercerá su cargo en coordinación con los lineamientos generales del Partido y bajo la supervigilancia del Presidente del Partido.

    Artículo TREINTA Y TRES: El Tesorero tendrá las siguientes atribuciones y deberes: a) tendrá a su cargo el manejo de las finanzas y de la contabilidad del Partido, para lo cual será auxiliado por los Tesoreros de las Directivas Regionales; b) será responsable del libro general de ingresos y egresos y de los demás libros de contabilidad que lleve el Partido, y de la custodia de los documentos que los respalden; c) será el encargado de la recaudación y cobro de las cuotas de contribución económica al Partido, y de confeccionar una lista con los Afiliados morosos, para enviarla al Tribunal Supremo, con el objeto que éste determine las medidas correspondientes; d) se encargará de preparar el balance anual del Partido, para su aprobación o rechazo por parte del Consejo General, y de cumplir las obligaciones señaladas en el artículo treinta y cuatro inciso primero y treinta y cinco inciso primero, ambos de la Ley Número dieciocho mil seiscientos tres; e) deberá tomar todas las medidas necesarias para que el balance anual del Partido no arroje pérdidas, debiendo generar, preparar, desarrollar y ejecutar distintas campañas de recolección de fondos, teniendo como objetivo general el velar por la situación económica y patrimonial del Partido; f) el Tesorero ejercerá su cargo en coordinación con los lineamientos generales del Partido y bajo la supervigilancia del Presidente del Partido; g) para contratar préstamos y créditos de cualquier naturaleza, con o sin intereses y con o sin garantías, sea como préstamos con letras, sobregiros, pagarés, créditos en cuenta corriente o especial, avances contra aceptación, descuentos, anticipos contra divisas, préstamos a base de presupuesto de caja, comodatos, acreditivos, créditos simples, rotativos, confirmados o en cualquier otra forma, sea con bancos e instituciones financieras o con otras personas o instituciones, por un monto superior a mil Unidades de Fomento, el tesorero deberá contar con la autorización previa de dos tercios de los miembros de la Directiva Central.

    Artículo TREINTA Y TRES bis: Las funciones de las Vicepresidencias serán conducir las tareas partidarias respecto a los ejes temáticos que el Consejo General les designe para su nombramiento.

    Artículo TREINTA Y CUATRO: El Partido tendrá Consejos Regionales en cada Región en la que esté constituido, y será el máximo órgano colegiado del Partido en su región, sin perjuicio de las facultades de los otros órganos nacionales del Partido. Estará constituido respetando las cuotas de género establecidas en la ley Orgánica de los Partidos Políticos 18.603.

    Artículo TREINTA Y CINCO: El Consejo Regional estará integrado por al menos tres integrantes y variarán de la siguiente manera: Las regiones de Arica y Parinacota, Región de Tarapacá, Región de Aysén del General Ibáñez del Campo y la Región del de Magallanes y de la Antártica Chilena, cada una elegirá tres consejeros regionales; la Región de Antofagasta, Región de Atacama y la Región de los Ríos elegirán cada una 5 consejeros regionales; Las regiones de Coquimbo, la Región del Libertador Bernardo O’Higgins, Región del Maule, Región de la Araucanía y Región de los Lagos elegirán cada una siete consejeros regionales; las Regiones de Valparaíso y la Región del Bio Bio elegirán cada una nueve consejeros regionales; La Región Metropolitana elegirá diez consejeros Regionales, cumpliéndose con los requisitos señalados en el artículo veintisiete de la ley número dieciocho mil seiscientos tres.

    Artículo TREINTA Y SEIS: Cada Consejo Regional designará a sus miembros a través de elecciones directa entre los afiliados del partido en la región. Por lo tanto, cada afiliado podrá votar por cualquier candidato de la Región para ser designado miembro del Consejo Regional. También formarán parte del Consejo Regional los presidentes comunales de cada comuna constituida, los parlamentarios, alcaldes, concejales y CORE´s electos del partido en la región.

    Artículo TREINTA Y SIETE: En el evento de fallecimiento, impedimento, incapacidad, inhabilidad, renuncia o cesación en el cargo de cualquier Consejero Regional deberá convocarse a una nueva elección, sólo para proveer el cargo, siempre que el periodo que reste para la siguiente elección sea superior a seis meses. De ser dicho período inferior a seis meses, el afectado será reemplazado por la persona que hubiere obtenido la segunda mayoría en las elecciones generales del Partido, para el cargo en cuestión. Si no se hubieren presentado otros candidatos para el cargo, se procederá a considerar el puesto como “vacante”.

    Artículo TREINTA Y OCHO: La duración del cargo de Consejero Regional será de dos años, pudiendo ser reelecto de forma consecutiva hasta por dos periodos.

    Artículo TREINTA Y NUEVE: El Consejo Regional se constituirá con el sesenta por ciento de sus miembros, en primera citación, o con el treinta por ciento de sus miembros en segunda citación, la que se efectuará dentro de los siete días siguientes a la primera citación. Sus acuerdos se adoptarán con el voto favorable de la mayoría simple, salvo quórum especial establecido en la ley o en los presentes Estatutos. La votación del Consejo Regional será a través del sufragio personal, igualitario y público.

    Artículo CUARENTA: El Consejo Regional se reunirá ordinariamente a lo menos una vez en el año, en fechas fijadas con anterioridad a comienzos de cada año y, en forma extraordinaria, cuando sea convocado por el Presidente y Secretario del Consejo Regional o por el treinta por ciento de los Consejeros Regionales del Consejo Regional respectivo. La convocatoria al Consejo Regional deberá ser anunciada en un lugar relevante de la Página Web del Partido durante los treinta días anteriores a su realización, donde se indicarán las materias a tratar.

    Artículo CUARENTA Y UNO: Las facultades del Consejo Regional son: a) proponer al Consejo General a los precandidatos a Diputados y Senadores del Partido por la Región correspondiente, que resulten vencedores en las elecciones primarias del Partido para cada región, en el caso de que se realicen elecciones primarias. Dichos precandidatos deberán estar habilitados para sufragar en la respectiva Región en la cual postulan; b) Proponer a los candidatos a alcaldes y concejales que hubiesen resultado ganadores de las elecciones primarias del Partido, realizadas entre los miembros del Partido que estén habilitados para sufragar en la comuna y/o Región correspondiente, c) elaborar el programa del Partido para la región, el cual tiene que ser consistente con los fundamentos esenciales del programa del Partido a nivel nacional. La Directiva Central podrá intervenir en aquellos casos en que considere que el programa del Partido en la Región no cumple con los lineamientos generales del programa del Partido a nivel nacional; d) conformar la organización territorial del Partido en su región. En este sentido podrá (i) definir la estructura orgánica y el número de cargos de los respectivos Consejos Regionales, sin perjuicio de lo señalado en los Artículos TREINTA Y CUATRO, TREINTA Y CINCO, TREINTA Y SEIS de los presentes Estatutos; y (ii) crear comisiones y/o directivas provinciales o comunales, otorgándole a las mismas una estructura de representación democrática, y delegando en las mismas una parte de sus atribuciones a nivel provincial o comunal, según corresponda. Lo anterior, siempre promoviendo la participación, la inclusión y el cuidado de las formas democráticas así como animados en principios de fraternidad.

    Artículo CUARENTA Y DOS: Cada Región tendrá una Dirección Regional, siendo el órgano ejecutivo de la región, y estará constituido por tres miembros: (I) Presidente Regional; (II) Secretario Regional y (III) Director. Las funciones de la Dirección Regional serán: a) Determinar y resolver en forma permanente la acción política del Partido en la región, ateniéndose a los acuerdos del Consejo Regional ; como asimismo fijar las orientaciones de la gestión legislativa que corresponde desarrollar a los Parlamentarios de la región; b) Conocer y resolver sobre las materias que le sean sometidas para su aprobación por la Consejo Regional y pronunciarse sobre los proyectos de acuerdo que le sean presentados por los Consejos Regionales; c) Convocar a reunión extraordinaria del Consejo Regional, con acuerdo de los dos tercios de sus miembros; d) Formular definiciones programáticas y sectoriales, en conformidad al programa general del Partido aprobado por el Consejo General; e) Todas las demás facultades que este Estatuto o los reglamentos internos le otorguen y que no se contradigan con la ley de partidos políticos; f) Notificar al Tribunal Supremo sobre el incumplimiento de los estatutos por parte de los afiliados, como de los Consejeros Regionales, Directivas Comunales, y de la Directiva Central; g) Fiscalizar el desempeño del Consejo Regional; h) mantener al día el padrón de afiliados de la Región y comunicarlo a la Directiva Central; i) coordinar con la Directiva Central las tareas de Formación Política;

    Artículo CUARENTA Y TRES: DEROGADO.

    Artículo CUARENTA Y CUATRO: DEROGADO.

    Artículo CUARENTA Y CINCO: DEROGADO.

    Artículo CUARENTA Y SEIS: DEROGADO.

    Artículo CUARENTA Y SIETE: DEROGADO.

    Artículo CUARENTA Y OCHO: DEROGADO.

    Artículo CUARENTA Y NUEVE: DEROGADO.

    Artículo CINCUENTA: DEROGADO.

    Artículo CINCUENTA Y UNO: DEROGADO.

    Artículo CINCUENTA Y DOS: DEROGADO.

    Artículo CINCUENTA Y TRES: DEROGADO.

    Artículo CINCUENTA Y CUATRO: DEROGADO.

    Artículo CINCUENTA Y CINCO: El Partido tendrá Directivas Comunales en cada Región en la que esté constituido y constará de al menos tres cargos: i) Presidente; ii) secretario, iii) Tesorero. Las respectivas directivas se conformarán siempre que el Partido esté constituido con al menos diez afiliados en la comuna habilitados para sufragar, que participen de la organización de forma activa y que cumplan con los derechos y deberes de los afiliados. Sus miembros serán elegidos en forma directa por los afiliados habilitados para sufragar en la respectiva comuna y de conformidad al reglamento de elecciones internas del Partido.

    Artículo CINCUENTA Y SEIS: En caso de fallecimiento, impedimento, incapacidad, inhabilidad, renuncia o cesación en el cargo de alguno de sus miembros se resolverá según lo establecido en el Articulo CIENTO UNO del presente estatuto.

    Artículo CINCUENTA Y SIETE: La Directiva Comunal se reunirá, a lo menos, una vez cada sesenta días, y el quórum para sesionar será el sesenta por ciento de sus integrantes, en primera citación. En la segunda citación, la cual deberá celebrarse dentro de los siete días siguientes, podrá sesionar con el treinta por ciento de los miembros y los acuerdos serán adoptados por simple mayoría de los presentes.

    Artículo CINCUENTA Y OCHO: Las sesiones de la Directiva Comunal serán citadas por el Secretario Comunal a requerimiento del Presidente de la Directiva Comunal. Dicha citación deberá realizarse por medio de correo electrónico con, a lo menos, tres días de anticipación a la fecha en que se realizará la correspondiente sesión.

    Artículo CINCUENTA Y NUEVE: La Directiva Comunal adoptará sus acuerdos por la mayoría simple de los miembros presentes en la respectiva sesión. En caso de empate, el voto del Presidente será dirimente.

    Artículo CINCUENTA Y CINCO: El Partido tendrá Directivas Comunales en cada Región en la que esté constituido y constará de al menos tres cargos: i) Presidente; ii) secretario, iii) Tesorero. Las respectivas directivas se conformarán siempre que el Partido esté constituido con al menos diez afiliados en la comuna habilitados para sufragar, que participen de la organización de forma activa y que cumplan con los derechos y deberes de los afiliados. Sus miembros serán elegidos en forma directa por los afiliados habilitados para sufragar en la respectiva comuna y de conformidad al reglamento de elecciones internas del Partido.

    Artículo SESENTA: La Directiva Comunal del Partido es la autoridad ejecutiva del partido en la comuna de éste en la respectiva comuna, sin perjuicio de las atribuciones del Consejo regional.

    Artículo SETENTA Y UNO: Serán atribuciones de la Directiva Comunal: a) la ejecución de las políticas del Partido en la Comuna, y en el desempeño de ella siempre deberá ajustarse a los lineamientos y orientaciones del Consejo Regional, del Consejo General y de la Directiva Central, sin poder ejercer, en ningún caso, las funciones y atribuciones que sean privativas de estos organismos; b) La Directiva Comunal deberá velar por obtener su propio financiamiento, de acuerdo a lo establecido en la legislación aplicable, a fin de solventar sus gastos sin necesidad de recurrir a los órganos nacionales del Partido.

    Artículo SESENTA Y DOS: DEROGADO.

    Artículo SESENTA Y TRES: DEROGADO

    Artículo SESENTA Y CUATRO: DEROGADO

    Artículo SESENTA Y CINCO: DEROGADO

    Artículo SESENTA Y SEIS: DEROGADO

    Artículo SESENTA Y SIETE: DEROGADO

    Artículo SESENTA Y OCHO: DEROGADO

    Artículo SESENTA Y NUEVE. El Partido tendrá un Tribunal Supremo y un Tribunal de Ética Regional en cada región que el partido esté constituido, que será conformado por TRES miembros titulares respectivamente. Los miembros del Tribunal supremo serán elegidos por el Consejo General del Partido entre los afiliados del partido. Los miembros del Tribunal de ética Regional serán elegidos por el Consejo Regional en cada región constituida del Partido entre sus afiliados, de acuerdo al reglamento de elecciones internas del Partido. El Tribunal Supremo y el Tribunal de Ética Regional designará de entre sus miembros titulares –Respectivamente- un Presidente y un Vicepresidente, por elección interna en la que podrán votar aquellas personas designadas como miembros titulares del Tribunal Supremo y del Tribuna de Ética Regional según corresponda. Asimismo, nombrará un secretario, el que tendrá el carácter de ministro de fé.

    Artículo SETENTA: El Tribunal Supremo y el Tribunal de Ética Regional tendrán como misión esencial ser guardián del espíritu del Partido, graficado en los presentes Estatutos y en su declaración de principios. Para el cumplimiento de lo anterior, guiará, más con la persuasión que por la coacción, a los afiliados del Partido, con el objeto de que el accionar de éstos sea coherente con los principios fundamentales del mismo.

    Artículo SETENTA Y UNO: Las atribuciones del Tribunal Supremo y del Tribunal de Ética Regional, además de otras que le asigne la ley, serán las siguientes: a) Interpretar los Estatutos y reglamentos del Partido; b) conocer de las cuestiones de competencia que el susciten entre autoridades u organismos del Partido; c) conocer de las reclamaciones que se entablen contra actos de autoridades u organismos del Partido que sean estimados violatorios de la declaración de principios o de los Estatutos, y adoptar las medidas necesarias para corregirlos y enmendar sus resultados; d) conocer, ya sea actuando de oficio o como respuesta a una denuncia, de los actos de indisciplina o violatorios de la declaración de principios o de los Estatutos, de cualquier Afiliado, sea o no autoridad del Partido, o de conductas indebidas que comprometan los intereses o el prestigio del Partido, y aplicar las medidas disciplinarias que los Estatutos señalen, contemplando, a través de un auto acordado que el Tribunal Supremo dictará al efecto, las disposiciones que hagan efectivo un debido proceso; e) aplicar las medidas disciplinarias correspondientes para los afiliados que incumplan con sus obligaciones contenidos en los presentes Estatutos; f) controlar el correcto desarrollo de las elecciones generales y primarias del Partido, y dictar las instrucciones generales o particulares que para tal efecto correspondan; g) dictar, modificar y derogar, en cualquier tiempo, los autos acordados que estime necesarios para el cumplimiento de sus funciones; h) las demás facultades y atribuciones que el Consejo General del Partido acuerde otorgarle, y que, de conformidad a la ley o los Estatutos, no correspondan a otro organismo del Partido.

    Artículo SETENTA Y DOS: Dentro del primer cuatrimestre de cada año, el Tribunal Supremo deberá publicar en un lugar destacado de la Página Web del Partido, la forma en que ejerció las atribuciones más arriba señaladas durante el año inmediatamente precedente, así como un detalle de las medidas adoptadas en dicho cumplimiento.

    Artículo SETENTA Y TRES: Apreciación en Conciencia. Tanto el tribunal Supremo como el Tribunal de Ética Regional apreciará en conciencia los antecedentes y pruebas reunidas en los procesos que le competen, además se regirá por un reglamento interno de conducta, aprobado por el Consejo General. Fallará a conciencia según lo dispuesto en el reglamento interno. Además, notificará a las partes y se recibirán las medidas probatorias que se requiera, según sea el caso

    Artículo SETENTA Y CUATRO: Subrogación y Reemplazo de los miembros titulares del Tribunal Supremo y del Tribunal de Ética Regional. En caso de fallecimiento, impedimento, incapacidad o inhabilidad permanente, renuncia o vacancia por cualquier causa, él o los miembros impedidos del Tribunal Supremo o del Tribunal de ética Regional, serán remplazados en la forma que determine el reglamento aprobado por el Consejo General. En caso de ausencia temporal del Presidente del Tribunal Supremo será subrogado por el Vicepresidente; el Vicepresidente será subrogado por el Secretario; el secretario por uno de los miembros titulares.

    Artículo SETENTA Y CINCO: Todo Afiliado citado por el Tribunal Supremo o por el Tribunal de Ética Regional, tendrá la obligación de comparecer ante él. En el evento que no lo hiciese, o de incumplimiento en su obligación de evacuar algún trámite o informe requerido por el Tribunal, podrá aplicar cualquiera de las medidas disciplinarias contempladas en los presentes Estatutos. Salvo motivos justificados que sancionará el Tribunal.

    Artículo SETENTA Y SEIS: Los miembros del Tribunal Supremo durarán dos años en sus funciones, pudiendo ser elegidos hasta por dos períodos consecutivos.

    Artículo SETENTA Y SIETE: Capacidad para ser elegido miembro del Tribunal Supremo y del Tribunal de Ética Regional. Podrá ser miembros del Tribunal Supremo cualquier afiliado del Partido que no sea miembro del Consejo General, Consejo Regional, Directiva Central, Dirección Regional, Dirección Comunal o que no ocupe un cargo dirigente en el Partido, incluso de eventuales directivas que pudieren crearse. Además, de considerar las cuotas de género establecida en la ley Orgánica de los Partidos Políticos 18.603

    Artículo SETENTA Y OCHO: El Tribunal Supremo y el Tribunal de Ética Regional se reunirán en sesiones ordinarias y extraordinarias, según corresponda. Las sesiones ordinarias serán fijadas por acuerdo del Tribunal Supremo o del Tribunal de Ética Regional, según corresponda, para días y horas determinados previamente, y no requerirán citación previa, y las segundas serán convocadas por el Presidente del Tribunal según corresponda, y en la citación deberán contemplarse las materias objeto de la sesión.

    Artículo SETENTA Y NUEVE: Los acuerdos del Tribunal Supremo y del Tribunal de Ética Regional se adoptarán por la mayoría de sus miembros. En caso de empate, el Presidente del Tribunal Supremo tendrá el voto dirimente.

    Artículo OCHENTA: Los miembros del Tribunal Supremo o del Tribunal de Ética Regional que faltaren a más de tres sesiones consecutivas sin causa justificada podrán ser removidos de sus cargos por el Tribunal en una sesión convocada especialmente al efecto, con la abstención del involucrado.

    Artículo OCHENTA Y UNO: Las siguientes sanciones podrán ser aplicadas por el Tribunal Supremo y/o al Tribunal de Ética Regional, en el ejercicio de sus funciones: a) amonestación verbal; b) censura por escrito; c) suspensión o privación del cargo que el afectado estuviere ejerciendo dentro del Partido; d) suspensión de la calidad de afiliado por el plazo que determine; y, e) prohibición de postular a cargos públicos en representación del Partido; f) expulsión del Partido; g) podrá determinar la cesación automática en sus cargos de los miembros de los organismos colegiados o los dirigentes del Partido, que se hubieren ausentado injustificadamente, a más de la mitad de las sesiones ordinarias del organismo partidista respectivo, durante un año. Las inasistencias injustificadas deberán ser certificadas por el Secretario del Tribunal Supremo.

    Artículo OCHENTA Y DOS: El dirigente que ha perdido su cargo de conformidad al artículo anterior, no podrá postular a ningún cargo directivo en las elecciones generales siguientes ni en las primarias siguientes del Partido.

  • TÍTULO CUARTO: DE LAS ELECCIONES INTERNAS; PRIMARIAS DEL PARTIDO Y PLEBISCITOS DE BASE.

    Artículo OCHENTA Y TRES: Citación a elecciones. El Consejo General del Partido será el encargado de fijar las fechas de las elecciones generales del Partido, y de las elecciones primarias para elegir los candidatos del Partido a las elecciones Presidenciales, Parlamentarias y Municipales. El correcto desarrollo de las elecciones y votaciones del Partido serán controladas por el Tribunal Supremo, de conformidad a la ley.

    Artículo OCHENTA Y CUATRO: Tanto las elecciones generales como las primarias deberán ajustarse al procedimiento descrito en el reglamento de elecciones del Partido, el cual deberá ser aprobado por el Consejo General.

    Artículo OCHETA Y CINCO: En las elecciones generales tendrán derecho a voto todos los Afiliados que estuvieren habilitados para sufragar, con una antigüedad mínima de seis meses según conste en el libro de afiliados del partido. No podrán votar aquellos afiliados que tuvieren una morosidad superior a los dos meses en el pago de sus cotizaciones ordinarias. En las elecciones primarias podrá votar cualquier persona, sea o no Afiliado al Partido, siempre y cuando se encuentre habilitado para sufragar y no sea afiliado a otro partido político.

    Artículo OCHENTA Y SEIS:Las elecciones generales y las primarias serán convocadas por la Directiva Central con una anticipación mínima de noventa días antes de la fecha de la elección. Sin perjuicio de lo anterior, la organización de las elecciones será de responsabilidad de cada Consejo Regional, en la respectiva región. La convocatoria a las elecciones generales y a las primarias deberá ser publicada en un lugar destacado de la Página Web del Partido.

    Artículo OCHENTA Y SIETE: En las elecciones generales el voto se efectuará mediante sufragio personal, igualitario y secreto, y ante un ministro de fe designado por el Director del Servicio Electoral, de conformidad a lo indicado en el artículo número treinta de la ley número dieciocho mil seiscientos tres. En las elecciones de primarias el voto se efectuará mediante sufragio personal, igualitario y secreto. Asimismo, las elecciones generales y las primarias se desarrollarán en los términos que se establezcan en el reglamento de elecciones del Partido.

    Artículo OCHENTA Y OCHO Una vez convocadas las elecciones para formar parte de los organismos de dirección del Partido, o bien las elecciones primarias para constituirse en candidato del Partido en elecciones populares, los candidatos tendrán un plazo de cuarenta días para solicitar su inscripción.

    Artículo OCHENTA Y NUEVE: Una vez vencido el señalado plazo, se dará inicio oficial a la campaña interna, la que tendrá una duración de cuarenta y siete días. En la Página Web del Partido deberá incluirse información completa sobre cada uno de los candidatos, para facilitar el voto informado de los afiliados.

    Artículo NOVENTA Y UNO: En las elecciones generales, los afiliados votarán por los candidatos que correspondan a la misma región, distrito o comuna –según sea el caso- donde estén habilitados para sufragar en las elecciones nacionales a la fecha de cierre del padrón. Asimismo, en las elecciones primarias, quienes voten lo harán por los candidatos que correspondan a la misma región, distrito o comuna – según sea el caso – habilitados para sufragar en las elecciones nacionales a la fecha de cierre del padrón.

    Artículo NOVENTA Y UNO: En las elecciones generales del Partido a excepción de la elección de la Directiva Central, existirán listas, se establece como sistema de elección de los órganos de elección popular el de “Integración Total por Resta”, en los términos que se explicarán a continuación: a) Se sumará la totalidad de los votos válidamente emitidos; b) La cifra resultante se dividirá por el número de cargos de la Directiva; c) Este cociente será restando al número total de votos de cada lista en forma sucesiva; d) Se tomará en consideración tanto el número total de votos lista, como las cifras resultantes de las restas, para llenar los cargos en orden decreciente, siguiendo un criterio de selección que implique que las listas que contengan las cifras mayores queden contempladas. En el caso de la elección de la Directiva Central el mecanismo de elección será el voto individual y secreto en el cual cada uno de los Consejeros Generales votará por un candidato a cada uno de los cargos que se establecen para este organismo. Serán electos aquellos candidatos que obtengan el mayor número de votos.

    Artículo NOVENTA Y DOS: Plebiscito de Afiliados o Bases. Se someterán a ratificación los acuerdos del Consejo General a través plebiscito de totalidad de los Afiliados, las materias referidas en el artículo veintinueve de Ley Número Dieciocho Mil Seiscientos Tres.

    Artículo NOVENTA Y TRES: Normativa aplicable al Plebiscito de Bases. Serán aplicables a la realización de los Plebiscitos de Bases las normas de las elecciones generales del Partido, contenidas en el Título CUARTO de los presentes Estatutos.

    Artículo NOVENTA Y CUATRO:Convocatoria del Plebiscito de Bases. El Plebiscito de Bases se efectuará cuando sea necesaria la decisión de alguna de las materias de su competencia, y deberá ser convocado por la Directiva Central, previo acuerdo del Consejo General.

    Artículo NOVENTA Y CINCO: Materias del Plebiscito de Bases. A propuesta del Consejo General, el Plebiscito de Bases se efectuará para decidir las siguientes materias referidas al artículo veintinueve de la Ley Número Dieciocho Mil Seiscientos Tres. Dichas materias se entenderán aprobadas con el voto favorable de la mayoría simple de los votos válidamente emitidos por los afiliados del Partido, que hayan votado en el Plebiscito de Bases respectivo. La votación en el Plebiscito de Bases será a través de sufragio personal, igualitario y secreto, el que además deberá ser presencial, según lo establezca el reglamento interno sobre las Elecciones y Votaciones Internas del Partido, aprobado por el Consejo General

    Artículo NOVENTA Y SEIS: Derecho a voto en el Plebiscito de Bases. Tendrán derecho a voto en los Plebiscitos de Bases, todos los afiliados estén habilitados para sufragar y que se encuentren en el Duplicado del Registro General proporcionado para tal efecto por el Servicio Electoral.

    Artículo NOVENTA Y SIETE: Plebiscito de Bases Ampliado. Existirá un Plebiscito de Bases Ampliado, que será convocado para el sólo efecto de realizar consultas de carácter programático. En el Plebiscito de Bases Ampliado tendrán derecho a voto todos los Afiliados del Partido, y además la totalidad de los simpatizantes del Partido que tengan entre catorce y dieciocho años, ya sea que residan en Chile o en el extranjero, que estén inscritos en el registro de adherentes especiales y que no se encuentren afiliados a otro partido político. La realización del Plebiscito de Bases Ampliado y la inscripción de los Adherentes señalados, se efectuarán a través de los medios que determine la Directiva Central.

  • TÍTULO QUINTO. DEL PATRIMONIO DEL PARTIDO Y DE LAS CUOTAS DE CONTRIBUCIÓN ECONÓMICA DE LOS AFILIADOS.

    Artículo NOVENTA Y OCHO: El patrimonio del Partido será conformado por las cotizaciones ordinarias mensuales de sus Afiliados, y por las extraordinarias que determine el Consejo General. Dicho patrimonio se formará también con las donaciones y asignaciones testamentarias que reciba el Partido y con el producto y fruto de los bienes de su patrimonio.

    Artículo NOVENTA Y NUEVE: En caso de disolución del Partido, el último Consejo General del Partido dispondrá libremente de los bienes que formen el patrimonio, inclusive de los bienes raíces. Para ello, facultará a su último Presidente, Secretario General y el Tesorero para que, con sus solas firmas, se transfieran cualquier clase de bienes a una institución sin fines de lucro, quedando obligados al cumplimiento de las disposiciones legales, civiles y tributarias aplicables a las donaciones, en el caso que procediere. En todo caso, en el evento regulado en el presente artículo, los bienes del Partido deberán ser transferidos a una institución de beneficencia pública sin fines de lucro. Sin perjuicio de lo anteriormente señalado, si la disolución ocurriere por la causal contemplada en el artículo cuarenta y dos número siete de la Ley número dieciocho mil seiscientos tres, el patrimonio del Partido pasará directamente al Fisco.

    Artículo CIENTO: El monto de las cotizaciones mensuales de los afiliados será determinado anualmente por el Consejo General. Sin perjuicio de ello, con el objeto de fomentar la participación de la juventud en el Partido, el Consejo General deberá contemplar tres tipos de cotizaciones, en función del tramo de edades de los afiliados respectivos. Los tramos serán los siguientes: a) Hasta los veinticinco años de edad, inclusive; b) Entre los veintiséis y los treinta y cinco años de edad, inclusive; c) Sobre los treinta y cinco años de edad. En caso de cesantía o excepciones justificadas, el afiliado podrá solicitar la suspensión temporal del cobro de sus cotizaciones, en documento remitido al Tesorero del Partido.

    TÍTULO SEXTO. DISPOSICIONES SOBRE SUBROGACIÓN O REEMPLAZO.
    Artículo CIENTO UNO: Sobre el Reemplazo para cargos de elecciones generales del partido. En caso de fallecimiento, impedimento, incapacidad o inhabilidad permanente, renuncia o cesación en el cargo, para los cargos que sean fruto de las elecciones generales del Partido, deberá convocarse a una nueva elección, sólo para proveer el cargo, siempre que el periodo que reste para la siguiente elección sea superior a seis meses. Dicho procedimiento deberá ser resuelto por un reglamento de elecciones específico aprobado por el Consejo General. De ser dicho período inferior a seis meses, el afectado será reemplazado por la persona que hubiere obtenido la segunda mayoría en las elecciones generales del Partido, para el cargo en cuestión. Si no se hubieren presentado otros candidatos para el cargo, se procederá a considerar el puesto como “vacante”.

    Artículo CIENTO DOS: Sobre el reemplazo de los cargos de la Directiva Central. En el evento de fallecimiento, impedimento, incapacidad, inhabilidad, renuncia o cesación en el cargo de manera permanente que afecte al Presidente o a cualquiera de los integrantes de la Directiva Central, deberá convocarse a una nueva elección, sólo para proveer el cargo, siempre que el periodo que reste para la siguiente elección sea superior a seis meses. De ser dicho período inferior a seis meses, la Directiva Central designará al reemplazante temporal, de entre los afiliados al Partido, en reunión especialmente convocada al efecto.

    Artículo CIENTO TRES: Sobre la subrogación de los cargos de la Directiva Central. En caso de ausencia temporal del Presidente, será subrogado por cualquiera de los miembros de la Directiva Central según el orden de prelación establecido en el artículo Veintitrés del presente Estatuto. Asimismo, en caso de ausencia de cualquiera de los restantes miembros de la Directiva Central se subrogarán unos a otros en orden de prelación según lo establecido en el Artículo número VEINTITRES.

    Artículo CIENTO CUATRO:Sobre la subrogación del Presidente del Consejo Regional del Partido. En caso de ausencia temporal del Presidente de un Consejo Regional del Partido, será subrogado por el Secretario del Consejo Regional correspondiente. En caso de ausencia temporal del Secretario, éste será subrogado por el Tesorero.

    Artículo CIENTO CINCO: En caso de fallecimiento de un parlamentario del Partido o cesación en su cargo por otra causa legal, los afiliados del Partido elegirán a su reemplazante en elecciones internas, a las que se aplicarán las mismas normas de las elecciones primarias respectivas, todo ello sin perjuicio de lo señalado en el artículo cincuenta y uno de la Constitución Política de la República.

Es tiempo de Gente Común.