Con una extensa carrera de abogacía ligada fuertemente a las causas ambientalistas, Ricardo Cáceres enfrenta el actual proceso electoral como abanderado del partido PODER CIUDADANO, abrazando de lleno al Distrito 26, el mismo al que le ha dedicado gran parte de su vida y de sus esfuerzos. Conversamos con él sobre este nuevo desafío, he aquí sus palabras.

1. ¿Por qué ser candidato? ¿Qué diferencia a Ricardo Cáceres de sus competidores de papeleta?
Después de trabajar y asesorar legalmente durante años a organizaciones sociales y movimientos ciudadanos en temas medioambientales, en la actualidad, oficializo mi candidatura a diputado, Distrito #26, por el Frente Amplio, y a diferencia del resto de los candidatos, fui legitimado por votación ciudadana. La campaña que hemos elaborado será abierta y ciudadana, siendo mi deber acercarme a la gente del distrito, explicarle a la ciudadanía de manera didáctica y cercana porqué es importante su participación en las políticas públicas. A diferencia de mis competidores de lista, no realizaré promesas falsas: De ser electo, trabajaré principalmente en fomentar los movimientos ciudadanos.

2. En términos muy generales ¿Cuáles son los principales lineamientos de tu campaña?
Nuestra campaña es fundamentalmente ciudadana, esto significa que el principal objetivo es luchar por una nueva Constitución, a objeto de rescatar el concepto de lo público y lo comunitario. Además, denunciar la depredación de los recursos naturales que se han hecho en la región. Desde mi experiencia y facultades, mi obligación con el electorado será fomentar la participación ciudadana vinculante, a través del fortalecimiento de los movimientos ciudadanos, aportando para su funcionamiento a través del trabajo comunitario.

3. Las elecciones de noviembre se acercan a pasos agigantados y, como es sabido, el programa del FA aún no se presenta. Sin embargo, todos manejamos una idea clara de lo que somos, representamos y queremos para Chile. Entonces ¿Cuáles serían -según tu propia percepción- las líneas de acción más prioritarias de un eventual gobierno de nuestra colectividad?
Política prioritaria de nuestra coalición será la satisfacción de las necesidades colectivas de la población: salud, educación, justicia y previsión, siendo estos los ejes más urgentes que hay que rectificar y legislar. Y para financiar estas necesidades colectivas, es necesario revisar el dominio de los recursos naturales y la implementación de nuevos royalties para la actividad acuícola.

4. A tu juicio, y entendiendo al FA como una inminente tercera fuerza política en Chile ¿Cuál crees que es la responsabilidad que tenemos con el país?
Nuestra responsabilidad es actuar con generosidad, entendiendo que el FA es un proyecto colectivo de largo aliento. Durante 40 años se ha estimulado el individualismo, la política como la conocemos y la hemos vivido ha sido influenciada desde dicha mirada. Por lo tanto, cada uno de nosotros debemos trabajar a objeto de ir caminando a pasos agigantados hacia una Asamblea Constituyente, con la idea de ir explicando y educando a la ciudadanía porqué es necesaria una nueva constitución.

5. Considerando los resultados de las elecciones municipales 2016, que alcanzaron niveles de participación de apenas 34.92% del padrón y terminaron por consolidar una tendencia a la abstención “única” en América Latina -pues los demás países de la región muestran un alza según informes del PNUD-, es claro que un gran porcentaje de población no tiene afiliación, simpatías, interés e inclusive ni siquiera sabe por quién votar ¿Cómo acercarse a este segmento de la población?
Tenemos que partir de la premisa de que todas las personas que se abstienen y no participan en política han sufrido los abusos del modelo imperante. Además, por falta de cultura cívica, no logran darse cuenta que con esa mirada y actitud abstencionista permiten los abusos. En definitiva, son resultado de una política perversa, pero sutil, que ha logrado de manera nefasta desmovilizar a la ciudadanía. Movilizar significa participar, y tanto Derecha como Concertación han tenido como objetivo provocar el efecto contrario. Entonces, la función de candidatos, simpatizantes y adherentes del FA es demostrar que el abuso, la rabia y delincuencia son consecuencias de un ordenamiento donde el ciudadano no tiene capacidad de decisión en políticas públicas. Por tanto, junto con votar y cumplir con un acto cívico, esto tiene que ir acompañado de acciones concretas. Vale decir, con acciones en donde se corte el sistema a través de demandas colectivas y acciones sociales.

Tags: , , ,